Hacer ejercicio es una mierda y todos deberíamos dejar de hacerlo.

on

Vean, a menos de que tengas problemas de salud y TENGAS que hacerlo, la única razón válida para hacer ejercicio es para verse mejor en bola ¡punto! Cualquier otra motivación es una tetada.

“¡Pero ahora puedo levantar 300 kilos en peso muerto! Prácticamente podría agarrarme con un oso grizzli si me atacara” okey, sí, pero ahora no tenes cuello y tus brazos son tan grandes que tenes que pedirle a otra persona que mire tu reloj para que te diga la hora. Además, ¿repeler el ataque de un oso? Por favor viejo, vivís en Cali. El único oso que hay es el que haces vos cuando salis con camisetas esqueleto a rumbear. Admitilo, empezaste a hacer ejercicio para impresionar a las hembritas pero hoy por hoy te importa tres tiras lo que piensen las nenas de esa masa amorfa que llamas cuerpo y más bien lo haces es para chicanearle a otros manes. Más bien te diría que salieras del clóset pero sos tan grande que fijo ni cabes por la puerta.

Pero y ¿qué de las chicas? ¿Qué tal esa nueva obsesión de las mujeres por ser súper mangas? ¿De dónde salió esta mierda? ¿Por qué quieren que se le vean las venas en los músculos cual hoja seca? Entiendo el sex appeal de la panza plana pero llega un punto en el que no sé si te estoy tocando el abdomen o un mapa topográfico del Amazonas. Yo no sé ustedes pero yo prefiero mil veces una pelada que se parezca a Jessica Rabbit que a He-Man, porque, emasculación aparte, no quiero tener miedo de que mi pareja me levante a puños cuando los esteroides le den ataques de ira súbita. ¿Quieren saber si ya se excedieron con el ejercicio? Breve: ¿Tienen pectorales en lugar de tetas y su última menstruación es el vago recuerdo de alguna época pasada en la que aún tenían voz de mujer? Entonces sí, creo que se pasaron.

Para colmos ahora también está de moda dizque correr maratones. Así. De puro desparche. ¿Me están jodiendo? ¿Esto es lo que hacen por diversión? ¿Es que no han oído hablar de Netflix?

Recordemos que el nombre “maratón” viene de la leyenda de Filípides, un soldado griego que según cuentan corrió desde Maratón hasta Atenas con el fin de avisarle al pueblo ateniense que habían ganado una guerra solo para, acto seguido, morirse del cansancio. No quiero imaginarme la humillación del pobre Filípides al enterarse de que la causa de su muerte se ha convertido en el pasatiempo de yuppies sexualmente frustrados.

¡Y no me den cuerda con el cuentico del Crossfit! Desde Herbalife no veía algo que convirtiese a las personas en zombis monotemáticos con tanta efectividad como esta secta/método de ejercicios. ¿Empujar carretillas y saltar sobre cajas? ¿Quién es tu entrenador? ¿El viejito de “Karate Kid”? Me imagino que no habían cercas que pintar o carros que brillar porque de lo contrario eso les pondrían a hacer.

Pero creo que lo que más me enerva del Crossfit es la “humildad” con la que se manejan los que lo practican. Bacano que tu cuerpo haya cambiado gracias a esta “rutina milagrosa” pero ¿es necesario recordárnoslo cada treinta minutos vía un video de vos haciendo clean and press con pesas de caucho? No tenes vida social, ya entendimos, ahora deja la pendejada.

Mejor dicho, si no sos un atleta que vive de eso ¿para qué mierda estás entrenando?

Deja un comentario