La revolución de la gente “normal”

Compañeros y compañeras de belleza interior, ¡presten atención! Vengo a proponerles una revolución más irracional que la de los taxistas contra Uber:

A lo mejor es porque he escuchado demasiados discursos de Uribe y Donald Trump pero ¡Ya me cansé de esta joda! ¡Es hora de que los “sub-estéticos” recuperemos el planeta!

¡Te hablo a ti que por más que haces doscientas mil abdominales no bajas la panza!

kpgi9iqinn2tw

¡A ti que te pones los jeans a la altura del ombligo porque andas fajada!¡A ti que necesitas media de guaro para verte medianamente presentable! ¡A ti, que vomitas después de cada comida! (okay, tú sí puedes tener un problema así que por favor, ve a un psicólogo).

¿No están mamados de que todos las celebridades sean putamente atractivas?

Demasiado tiempo hemos permitido que estos cari bonitos, cuerpos gloriosos se pavoneen frq5stpzcgcxepor ahí en nuestras películas, pasarelas, series de televisión y portadas de revistas. En los premios Oscar todo el mundo habló de la discriminación contra las minorías raciales pero, ¿dónde quedamos representados los “no tan agraciados”? Eddie Redmayne, Jennifer Lawrence, Matt Damon, Cate Blanchett, puto Di Caprio… ¡ni siquiera UN feo entre los nominados! ¡Infamia!

No nos digamos mentiras, este mundo es de los pintosos. No por nada los maniquíes son hechos a su imagen y semejanza, ¿o cuando fue la última vez que la ropa te quedó exactamente como la viste en la vitrina?

Ellos no saben que es la friendzone y se vuelan de multas de tránsito coqueteándole a los policías mientras que uno se ve obligado a ser chistoso, amable o interesante en eventos sociales para no pasar completamente desapercibido. Pero esas son solo algunas de las micro agresiones que los “no simétricos” vivimos a diario.

x3fvxbyhrkisgYa es bien sabido que el mundo del cine y la televisión es terreno de los hermosos, ¿Cómo más se explicarían las carreras de Colin Farrell y Kristin Stewart? Es dolorosamente obvio que si eres atractivo nunca te faltará trabajo y que de lo contrario no tendrás más opciones que hacer el papel de “el amigo paila de Bradley Cooper”.

Pero ¿y la música? Aquí, donde realmente no debería importar si eres tan parecido a Frankenstein que te persiguen aldeanos con antorchas, es más de lo mismo: si sos lindo podes darte el lujo de sonar como Fanny Lu, pero si sos feo más te vale que cantes como Adele. Es más, les garantizo que hay doscientos guevones con la voz de Adam Levine, solo que a esos no los veremos jamás porque son más feos que pajearse en misa.

eauydq5mv0oxu¡Por eso propongo que nos unamos y les volteemos la torta a estos bellos desgraciados! Bajemos a esos adonis y a esas barbies del pedestal que nosotros mismos alguna vez ayudamos a erigir y comencemos a idolatrar feos hasta que eso se vuelva “chic”. ¡Retomemos la idea renacentista de que ser gordo era sexy y no descansemos hasta que Cara Delevigne sea reemplazada por algún bagre común y corriente! Total, esa gente linda pasa tanto tiempo cuidando su belleza que la mayoría se convierten en unos tarados; y sí, podrán tener mejor estado físico y todo lo que quieran, ¡pero los feos somos más, carajo! Y si nos fuéramos a los golpes, ¿quién tiene más que perder? ¡Tu cara ya está bastante estropeada de por sí en cambio ese petardo vive de la suya!

Claro, muchos dirán que es más fácil hacer ejercicio, comer bien, arreglar nuestros dientes chuecos, exfoliarnos (lo que sea esa joda) y cortarnos el pelo que cambiar el status quo; pero ¡a la mierda con eso! ¡A nosotros nos gusta la pizza casi tan grasosa como nuestra cara, pelo y abdomen! ¿Y quien coño se aguanta unos brackets a estas alturas del partido? Nos llamarán feos y resentidos (y tendrán razón) ¡pero nunca olviden que estamos luchando por la igualdad!

u4rqrxokr28ae

Así que, ¡adelante! Por un mundo sin discriminación, sin inseguridades, sin bulimia y sobre todo sin Fanny Lus.

#UglyLivesMatter

Deja un comentario