Me arropó la mierda

bored

Algunos me han preguntado por qué he dejado de escribir en Odioloslunes.com, viendo que (por lo general) era bastante juicioso con la periodicidad de esta publicación. Pues a modo de respuesta y de “reactivación” del blog, he decidido contarles el por qué había decidido tomarme unas pequeñas “vacaciones forzadas” de este ejercicio de escritura en lo que será, tal vez, la entrada más personal de este blog que espero no se ponga demasiado melodramática (igual, si son muy sensibles, vayan sacando los kleenex).

Resulta que no he tenido el mejor de los años. Claro, empezó lleno de trabajo y prometiendo cosas grandiosas, y si embargo hasta ahora me ha salido más defraudador que viejota que se jura un polvazo pero que es más vaca muerta que hamburguesa del Corral. No me sorprendí tanto en un principio, ya que muchos en el medio me habían comentado que en los años en los que se celebra el mundial de fútbol no hay mucho trabajo para los escritores y guionistas a menos de que hayas escrito proyectos que tengan que ver con fútbol (ya pagué esa primiparada, pa la próxima estaré listo); pero tampoco llegué a dimensionar que en lo que respecta a tormentas de problemas, el 2014 sería menos “chubasco bogotano” y más “huracán Katrina”.

tormenta de mierda
(Literalmente, una tormenta de mierda)

Así andaba, viendo cómo mis cuentas bancarias se agotaban más rápido que jugador el América, cuando súbitamente padecí una enfermedad que al principio pintaba re cula pero que traía consigo algo más complejo, como esa electiva de arte que viste en la universidad con el profesor súper relajado que al final te salió con un parcial de los mil demonios. No vayan a empezar a tener vigilias nocturnas en mi nombre aún, no tengo nada grave. Solo diré que es una de esas pendejadas muy comunes en los ancianos pero muy raras en los jóvenes de 28 años, que es tratable pero te cambia un poco la vida y hace que te estés bien quieto por un rato…

No, no es una venérea.

Está bien, es hipertensión. ¿Satisfechos? Joder.

Entonces al parecer tengo esa mierda y a raíz de eso, mientras me “diagnostican” y “examinan”, voy ya para dos meses de una inactividad que llenaría de orgullo a Jabba the Hut (el gusano de Star Wars para los ignorantes…no, no el del episodio I, el del episodio VI…el clásico…yo sé que VI va después que I pero así salieron las películas origina- a la mierda, olvídenlo). No sé si es porque esta joda es putamente difícil de analizar o si es porque en Colombia cualquier vuelta se te demora doscientos años, pero el caso es que me ha tocado hacer de cuenta que soy de porcelana y no agitarme mucho, lo cual deriva en nada de ejercicio, lo cual si lo combinas con la depresión por andar si camello, resulta en una versión más “orbicular” de Kiko.

Jabba_SWSB
(“Menos mal a las viejas les importa la belleza interior. Ahora, ¿dónde dejé mi nutella?”)

Pero no importa porque tengo una novia desde hace tres años y ella me va a querer así esté gordo…¿verdad?

Nunca lo sabré, terminamos incluso antes de que llegara a un estado más… paquidérmico, por así decirlo.

No la puedo culpar, ¿quién quiere pasar el tiempo con un pordiosero que se queja más que Woody Allen y ADEMÁS tiene la presión arterial DE Woody Allen?
(Mierda, menos mal Woody Allen es famoso y platudo porque si no estaría jodido).

Aunque bueno, pensándolo bien ella pudo haber esperado hasta que pudiera volver a ejercitar y no dejarme en mi momento “menos atractivo” porque ahora sí que va a ser difícil volver al ruedo. Gracias, por cierto.

En fin, terminamos. Muy triste. Que será, será etc… y eso es todo lo que voy a decir al respecto.

Recapitulando: No encontraba trabajo, andaba “delicado” de salud, y una relación de tres años se me fue a la mierda. Ni estornudando tres veces me habría llegado la salud, el dinero y el amor. No quería escribir ni mierda.

Yo no sé si les pase a ustedes pero creativamente siento que es difícil tratar de ser gracioso si te sientes miserable. Mi idea con este blog siempre es entretener, así que no quería cambiarles el tono súbitamente a algo más darks aunque así me sintiese. Por más de que haya un exceso de ambos, no me interesaba en absoluto pasar de ser el pendejo que escribe cosas tipo “grillas vs princesas” a ser el pendejo que escribe poesía emo “inspirada en Poe”.

Pero en algún lugar leí que “si quieres superar a una mujer, conviértela en literatura”, y supongo que eso aplica para cualquier otro percance que se tenga en la vida así que aquí estoy, de vuelta en las canchas de tinta y papel (o de teclados y pantalla si quieren tirarme la analogía poética, bastardos), buscando que mejoren las cosas, así sea aireándolas.

Por supuesto, no todo ha sido patadas en las guevas y corazones rotos. Lo bueno es que cuando no me encuentro en el piso de mi habitación, llorando en posición fetal, estoy dándole a varios proyectos que, mal que bien, estimulan mi creatividad y me obligan a sacar humor de donde a veces no hay. El más notable y diferente de estos siendo “Mensaje Directo”, una especie de “noticiero de Twitter” en tono de parodia que escribo y dirijo en compañía de un grupo de personas verdaderamente notable. ¿No lo han visto? Pues aquí les dejo uno.

(Antes de que el productor del proyecto me regañe por no decirlo…¡sígannos en nuestras cuentas de Twitter, Instagram, Facebook, Snapchat, suscríbanse a nuestro canal de Youtube, etc….etc…etc…!)

En conclusión, no voy a pedir perdón a los pocos (específicamente, DOS) que se hayan acostumbrado a leerme con regularidad y se hayan sentido “robados” por mi falta de escritura.

¿Qué esperabas, baboso? Lo hago de hobby. ¿Acaso trabajo para vos, pirobo? Ahhh bueno.

Pero sí voy a agradecer a los que se hayan tomado el tiempo de, por lo menos, notar mi ausencia y preguntar el por qué de ella (y no exigir mi regreso inmediato).

Va a ser un poquito más “difícil” encontrarme ahora que he cerrado Facebook (por lo menos para los que llegaban a mi a través de ese medio); pero seguiré montando los artículos a través de mi cuenta de Twitter, que es con la que firmo.

No prometo siempre “sacarla del estadio” con lo que escriba, entre otras porque esa analogía es un poco rara…o sea, si alguien “la sacó del estadio” en, digamos, fútbol, es que falló por mucho; pero sí prometo hacer mi mejor intento por escribir algo que los entretenga en el día más mamón de la semana.

Si ustedes quieres seguirme leyendo, yo les seguiré escribiendo. Tan simple como eso. Por más llevado del putas que esté. Porque como dice aquella frase célebre de Beckett: “Cuando estamos de mierda hasta el cuello, solo nos queda cantar.”

Nos vemos, a lo mejor el otro lunes.

@Kikosoto

Deja un comentario