Y ¿Si nos vamos a otro planeta?

Ganó el “no”. Continua la guerra.

Y aunque los resultados demuestran una sociedad realmente polarizada, hay que respetar que el país ha hablado.

Ahora, si ustedes son como yo, estarán pendientes de las elecciones estadounidenses en donde cabe la posibilidad de que el orate de Donald Trump sea elegido como el hombre más poderoso sobre la faz de la tierra.

“Ayy Kiko, ¿cómo van a ser los gringos tan tarados de escoger a una calabaza parlante como máximo líder?” dirán. Pues apuesto a que también creyeron que en Colombia iba a ganar el “sí”, así que…

Pero bueno, en caso de que quede Trump y los cuatro jinetes del apocalipsis cabalguen sobre el cielo, tendremos que mordernos el puño y afrontarlo, nada que hacer…¿O sí?

Digo yo, ¿necesariamente tenemos que seguir viviendo en este planeta?

 

Aquí hay unas opciones de traslado para los que, como yo, ya vieron que este mundo está a un paso de irse de culo pal estanco:

Proxima B:

¿Qué es?

Un exoplaneta que orbita dentro de la “zona habitable” de la estrella enana roja Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol.

Pros:

Hace una orbita cada 11.2 días terrestres, lo cual quiere decir que no habrás terminado de pasar el guayabo cuando ya te toque otro zafarrancho cumpleañero.

El tener 1.3 veces la masa de la tierra permite que sea más fácil sacarle excusas a ese primo que vive lejos y que mantiene invitándote a que lo visites.

Contras:

No se sabe aún si es un planeta rocoso como la tierra o una gigante esfera de gas, como tu papá después de comer lechona.

Con tu novia cumpliendo años cada 11 días va a ser muy jodido ser detallista.

 

Narnia:

¿Qué es?

Una mítica tierra de brujas, hadas y animales parlanchines que representan a Jesucristo.

Pros:

Si cuatro adolescentes lograron ser reyes de este chuzo va la madre si uno por lo menos no llega a aspirar a presidente del consejo estudiantil.

Contras:

Con tanto animal parlante más o menos toca ser vegetariano.

Toca meternos en un clóset a buscar la entrada.

*Aclaración para los del Centro Democrático: El hecho de literalmente “meternos en un clóset” no nos va a convertir ipso facto en homosexuales

 

El planeta de los Simios:

¿Qué es?

Básicamente nuestro planeta cientos de años luego de que Trump acabe con él. Ah, spoilers.

Pros:

¿A quien no le gustaría tener un amigo chimpancé?

Contras:

Los simios han “evolucionado” al punto de ser igual de corruptos, racistas, violentos y chimbos que el colombiano promedio.

Salvo que seas el man que empezó el virus del SIDA, no vas a querer ligar con una gorila.

 

Cybertrón

¿Qué es?

El planeta de los Transformers. ¿Qué? ¿No sabías que eran aliens?

Pros:

Ahora podes tener el robot/automóvil que siempre soñaste.

Contras:

Si escasamente podes programar tu iPhone para que te recuerde del cumpleaños de tu tía imagina la engorilada que te vas a meter en este tecnoplaneta.

¿Creíste que los taxistas colombianos eran aletosos? Espera a que te cierre un taxista que ES el mismo taxi.

 

Pandora:

¿Qué es?

El planeta de Avatar. ¿Te acordas de Avatar? …sí, yo tampoco.

Pros:

Dragones extraterrestres y cero polución.

Contras:

Las relaciones sexuales con la especie nativa consisten en unirse las colitas de ñero. Aburrido.

Especies indígenas significan explotación por parte de grandes corporaciones y el hombre blanco. O algo así. No sé, en realidad no me acuerdo de esa película de mierda.

 

El país de Nunca Jamás:

¿Qué es?

Un lugar lleno de piratas y niños revoltosos que meten un polvo mágico que hace volar. Mejor dicho, Cartagena durante el summerland.

Pros:

Como un efecto secundario de vivir aquí es nunca envejecer ahora todos vamos a poder ser Amparo Grisales.

Contras:

Vivir rodeado de peladitos maricas 24/7. La peor pesadilla para un profesor de primaria.

Deja un comentario