Silvestre, sal del clóset

Aparentemente hoy es el día para celebrar a Silvestre Dangond (si no sabían, revisen #DíaInternacionalDelSilvestrismo en Twitter) así que, aprovechando este “festivo”, me quiero dirigir directamente a ti, Silvestre, en esta cariñosa carta para proponerte algo que puede sonarte muy mal al principio, pero que espero luego de haberte presentado mis argumentos, tomes en consideración:

Ya, sal del clóset.

Te estarás preguntando “¿quien mondá es este maricón que me está acusando?” a lo que te respondo: 1. No te estoy “acusando” de nada porque ser gay no tiene absolutamente nada de malo, y 2. Deja de proyectar.

elian-gonzalez-01-800Mira, no estoy diciendo que seas homosexual, pero la última vez que vi a alguien luchar tanto por no salir del closet se lo estaban llevando de regreso a Cuba.

Además, no estás engañando a nadie: te hiciste un bypass más por vanidad que por salud y en tu programa salís mejor vestido que la misma Paulina Vega. Ni hablar de otras “pruebas” cómo cuando te entucas a otro hombre o le agarras las bolas a un niño, todo en el escenario. ¿No te parece extraño que estas cosas sucedan justo ahí? ¿No será que, como artista, es precisamente en la tarima donde realmente te sientes libre de ser quien eres?

Yo sé, el mundo del vallenato no es exactamente el lugar más amigable para un hombre abiertamente homosexual, pero entiende que el tratar de equipararte con aquellos dizque “protomachos” referentes del género que cantan sobre tener veinte novias y matan prostitutas no te pega a vos. No por nada la tapa de tu álbum “La Batalla”, fue tan ridiculizada.

En serio, ¿manga fresca, gel en el pelo y un rifle/símbolo fálico al hombro? ¡Por Dios! No veía un soldado tan gay desde los Village People.

Antes de que me mandes tus abogados o me hagas una puya en tu próxima canción (lo cual sería increíble, por favor hazlo…lo de la puya, no los abogados) quiero que pensés en esto: así no seas gay deberías salir del clóset.

Veámoslo de esta forma, si el maestro Rafael Escalona podía tener un amigo abiertamente gay como Jaime Molina, ¿por qué habrías de huirle al tema? (Ay, no pongas esa cara de extrañado, que un tipo que se te sienta en las piernas borracho a contarte chistes no está escondiendo nada sobre su preferencia sexual).

El hecho es que tu salida del clóset potencialmente cambiaría los paradigmas de un género musical en el que hay varios artistas que no pueden expresarse honestamente gracias a las arcaicas nociones de que es música hecha exclusivamente por “varones”. Entonces ¿quien mejor que vos, que sos uno de los músicos más influyentes del país y que posees un talento tan innegable para convertirse en un pionero, referente artístico de la comunidad LGBT?

Creo que lo que estoy tratando de decirte es que, paradójicamente, salir del clóset sería una muestra tan increíble de coraje que fácilmente sería lo más “macho” que has hecho en tu vida. Y eso es lo que quieres ¿no? ¿qué te vean como un macho?

No sé, piénsalo.

Atentamente,
@Kikosoto.

PD. Te habrás dado cuenta de que todo esto se trata de una broma para sacar algunas risas a costa tuya, espero no te moleste mucho.

Lo que sí NO es broma NI TAMPOCO se me ha olvidado es que le agarraste las bolas a un niñito que encima de todo era admirador tuyo.

Eso no se hace, desgraciado.

Deja un comentario