En otras noticias…destituyeron al alcalde.

on

bored

No sabía sobre qué escribir este lunes. Habían pasado tantas cosas importantes en los últimos días que era difícil no querer hablar de una de ellas: la muerte de Nelson Mandela, el sorteo de la FIFA, los mil pesos que me había encontrado en el suelo…era un verdadero dilema. Y luego echaron a Petro.

“¡Del putas!” Pensé. “¡Que mejor que un tema que está en plena ebullición para despertar el interés de mis tres lectores!” el problema se había resuelto por si solo. Pero cuando me disponía a escribir cambié de opinión y decidí mejor exponer el por qué NO pienso hablar del tema Petro ni de ningún otro tema político en este blog, ni hoy, ni nunca.

(Si gustan, pueden leerlo mentalmente con la voz de un político echando un discurso, las negrillas son para cuando enuncian fuertemente las palabras. Todo está entre exclamaciones porque los manes se la pasan gritando por más de que estamos en pleno siglo XXI y la tecnología ya se presta para buenos micrófonos y parlantes.)

*Ahem*

Compañeros, 

¡No voy a hablar de la destitución de Gustavo Petro porque pero la primera regla de la escritura es “escribe sobre lo que sabes”, y como yo de política sé muy poco, me rehúso a hacer una mayor boleta de la que ya hago escribiendo este blog!

¡Voy a dejarle el tema a los cientos de amigos que no sabía que eran politólogos y que súbitamente inundaron las redes sociales con sus menesterosos análisis!

¡No voy a hablar de cómo una señora bajita, gafufa y con aire de profesora de español de bachillerato emasculó al ex alcalde con un discurso que resultó perturbadoramente más varonil que el suyo! 

¡Tampoco pienso hablar del procurador! ¡Ni de cómo la última vez que vi a una figura política abusar así de su poder le estaba diciendo a Luke Skywalker que se uniera al lado oscuro!

¡No! ¡No voy a hablar de Petro porque de eso ya se van a encargar Daniel Samper Ospina, quien debe estar parolo de todo el material que va a sacar para su magistral columna!  Y como según la gente si uno trata de escribir un artículo de opinión con humor lo que está es copiándose de Samper Ospina, quien fue la primera persona del mundo en hacerlo, ¡me ahorro la humillación de hacer un artículo sobre el mismo tema! ¡Porque sería como si James Cameron y Dago García hicieran la misma película, compañeros! 

¡No voy a politizar este blog por más de que eso tal vez lo hiciera un poco más popular porque no pienso prostituir la santidad de este espacio, por el cual tanto tuve que luchar, a cambio de más lectores! 

¡No se hablará de política en este blog porque siempre he pensado que la cosa política es sencillamente decir una cosa y luego hacer otra, por lo cual no me interesa en lo más mínimo! ¡Salvo cuando la presenta Vicky Dávila! ¡Y eso porque está buena, nada más! 

Y finalmente, ¡No voy a hablar de la destitución del alcalde porque a fin de cuentas no me importa ser popular!  ¡Ni que más gente me lea! ¡Ni que anden pendientes noche y día de todo lo que pienso y escribo como si fuera algún tipo de autoridad superior! ¡Para nada, compañeros! ¡Eso es para ególatras con complejos de inseguridad! ¡Para eso está la política!

¡Muchas gracias!

Habiendo dicho eso, no olviden seguirme en Twitter a través de @kikosoto y recuerden compartir el blog en Facebook, Google + y demás redes sociales.

 

 

K.

Deja un comentario