Tu último día en Facebook

on

 

facebook

Confieso que he pensado seriamente en cerrar mi cuenta de Facebook. Siento que lograría terminar muchísimas cosas si no anduviese pendiente de una página que últimamente solo me sirve para ver lo aburridos que se han vuelto mis amigos y  “stalkear” fulanas con las que nunca saldré.

Ahora bien he pensado en cerrar mi cuenta de Facebook pero evidentemente aún no lo he hecho porque Facebook ha echado sus sucias raíces muy en lo profundo de mi rutina, hasta el punto en el que casi no recuerdo cómo era la vida antes de que existiera la maldita página.

Habiendo dicho eso, el considerar cerrar mi Facebook fue tan liberador que suscitó en mi la sensación de que finalmente podría decir varias cosas que he querido decir hace tiempo pero por decoro o en pro de la convivencia cibernética he dejado de decir.

Así que si algún día toco fondo y me crecen los cojones suficientes como para alejarme de la nociva adicción digital que es Facebook, he aquí una pequeña lista de cosas que diría para desahogarme justo antes de cerrar mi cuenta; cual empleado que madrea a su jefe momentos antes de renunciar:

  • Entiendo que estés encabronada por algo pero en vez de hacernos saber que estás piedra por alguna razón secreta, ¿por que no sencillamente no abrir Facebook hasta que se te pase la puta pataleta?
  • Estoy SEGURO de que cuando se creó la democracia lo que se buscaba era precisamente armar un foro en donde gente que se armó una opinión hace 10 minutos luego de leer un artículo de 200 palabras se debatiera interminablemente para ver quién es el más mamerto de todos sin afectar la situación en lo más mínimo.
  • Gracias por hacer del mundo un mejor lugar con tu activismo vía facebook. ¿Recuerdas cuando pusiste ese alegato en Facebook y al otro día se cambió la legislación? Yo tampoco.
  • ¡Ya está bien con los autorretratos! Si quisiera ver a una cabeza hueca hacer el ridículo vería Estilo RCN.
  • Con todas esas fotos ya me demostraste que sabes hacer abdominales, ahora compruébame que sabes leer.
  • Te dejó tu novia, ya, entendimos. Ahora deja de poner frases deprimentes en tu estado y báñate.
  • Ey, si no querías que te morboseara entonces no debiste haber subido esa foto… por cierto, ¿queres salir un día de estos?
  • Con todas esas fotos de comida que posteas, ¿quién hubiera pensado que eras bulímica?
  • Gracias por hacernos saber que terminaste con tu novio. El hacerlo vía Facebook denota mucha clase y fresca que nadie sabe que el “perro malparido” al que te referís en tu estado es tu ex.
  • No seré un experto de redes sociales pero hasta donde tengo entendido los hashtags van es en twitter, así que #dejadesertantarado #aquinovalennada #nosabesloestúpidoqueteves
  • Sé que viste mi mensaje, ahí mismo dice que lo viste… ¡Deja de ignorarme desgraciada!
  • Cada vez que me mandes una invitación a jugar Candy Crush voy a golpear a un niño. Por favor, piensa en los niños.
  • Seriamente, ¿por qué putas crees que yo quiero ver la foto de un perro maltratado? Gracias por arruinarme el día, cabrón.
  • ¿Ese es tu bebé? Se ve que va a ser súper buena gente…
  • De no ser por las fotos que cuelgas de tu gato no sabría dónde ver fotos de gatos en internet.
  • Bacano que lo intentes pero a nadie le importa tu opinión. Además, ya nadie lee blogs.

¿Qué cosas harían si fuera su último día en Facebook? Comenten maldita sea.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Hola a todos , es genuinamente a agradable para mí
    ir a ver esta página web , consiste priceless Información .

Deja un comentario